Comunicado de prensa

16 de noviembre de 2022

A nuestros Clientes, Colaboradores y Organizaciones de la Sociedad Civil
A la Opinión Pública

“PORQUE SABEMOS LO QUE SIGNIFICA PARA MÉXICO
Y QUIENES MÁS LO NECESITAN, SALVEMOS AL MONTE”

Nacional Monte de Piedad es una Institución de Asistencia Privada, con más de 247 años de existencia ininterrumpida, enfocada en ayudar a los mexicanos a través del préstamo prendario, servicios financieros e inversión social.

Cada año realizamos alrededor de 7.5 millones de préstamos a 1.2 millones de hogares.

Los excedentes de nuestra operación los devolvemos a la sociedad, a través de donativos con un enfoque de inversión social, a más de 550 organizaciones que inciden en la vida de 1.3 millones de personas. De esta forma cuando se accede a nuestro mecanismo de préstamos, las personas se vuelven parte de un círculo virtuoso de ayuda. El esfuerzo de nuestros clientes se refleja en un beneficio para nuestra comunidad.

Estamos atravesando una etapa determinante para nuestro futuro, el de nuestros trabajadores y clientes, así como para la labor social que desarrollamos ya que el panorama económico para nuestra Institución luce complicado.

El sector de los servicios financieros se está transformando radicalmente. Mientras que otros productos de crédito han crecido más del 10% anual de 2015 a la fecha, el número de clientes que hoy empeñan es menos de la mitad que en dicho año, según datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) que publicó recientemente el INEGI.

El decrecimiento en la industria prendaria se debe a que las familias mexicanas tienen cada vez menos alhajas de oro. Por un lado, durante la pandemia tuvieron que vender buena parte de ellas para hacer frente a la crisis; por otro lado, a las nuevas generaciones ya no les gusta comprar alhajas. El volumen de oro contenido en las alhajas que hoy se venden es 80% menor al del año 2000. Esta tendencia continuará y cada vez habrá menos clientes con alhajas de oro para empeñar.

Adicionalmente, crece el tamaño y número de competidores, así como las instituciones de tecnología financiera (Fintech).

La necesidad de llevar a cabo una transformación profunda en nuestra Institución es impostergable para seguir siendo una fuente de apoyo para quienes más lo necesitan.

Para ello, es imperativo cambiar de fondo el rígido Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) que la Institución tiene. El costo de las prestaciones que incluye es insostenible, y mientras más disminuyen los ingresos de la Institución, más se dificulta pagarlas. Si no logramos cambiar, Nacional Monte de Piedad tendría que cerrar sus puertas.

El contrato actual contempla, entre otras cosas, 105 días de aguinaldo, 60 días de fondo de ahorro, el pago del ISR a cargo de algunos de los trabajadores y un servicio médico ilimitado. Además, se otorga pensión y servicio médico vitalicio para aquellos que se retiran y sus dependientes. El retiro se adquiere con la sola condición de cumplir 24.5 años de antigüedad.

Las prestaciones que proponemos para el nuevo CCT son muy superiores a las de Ley, a las que se ofrecen en el sector prendario y a la gran mayoría de los contratos de trabajo. La renegociación del CCT no busca cambiar ninguna de las prestaciones de nuestros jubilados. Tampoco pretendemos eliminar al sindicato ni restarle representatividad. Queremos modernizarnos para ofrecer óptimas condiciones de desarrollo profesional para los trabajadores, el mejor servicio para nuestros clientes y seguir apoyando causas sociales.

Nacional Monte de Piedad seguirá privilegiando el diálogo siempre respetuoso con el sindicato, procurando una comunicación transparente y sincera. El objetivo es construir un acuerdo con nuestros trabajadores sindicalizados y sus representantes.

Sin acuerdo, no solo se sentencia el futuro de nuestros colaboradores, sino de millones de familias mexicanas que, año con año, encuentran apoyo en Nacional Monte de Piedad.

#SalvemosAlMonte