Comunicado de prensa

13 de diciembre de 2022

Nacional Monte de Piedad nos necesita.

Nacional Monte de Piedad, I.A.P. (NMP), es una Institución de Asistencia Privada, con más de 247 años de existencia ininterrumpida, enfocada en ayudar a quien lo necesite a través del préstamo prendario, servicios financieros e inversión social. Su modelo de operación permite realizar más de 7.5 millones de préstamos a más de 1.2 millones de clientes cada año. Como mandato institucional, NMP dona recursos a cerca de 600 donatarias autorizadas, en beneficio de más de 1.3 millones de personas.

Nacional Monte de Piedad necesita transformarse integralmente para seguir siendo una Institución sostenible, vigorosa e incluyente; para ello, necesita también transformar su Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), el cual es insostenible con las condiciones que hoy tiene.

En adición a los 365 días que tiene un año calendario, la institución paga a sus trabajadores sindicalizados 280 días más en los siguientes conceptos:

  • 25 días de vacaciones el primer año y crece, para llegar, eventualmente, a 40 días. El personal, desde el primer año, labora 11 meses, y solamente 10 meses al llegar al tope de días.
  • 105 días de aguinaldo, lo que equivale a 3 meses de sueldo más comisiones.
  • 29 días de salario más comisiones de prima vacacional.
  • 60 días por año más comisiones, por año, de fondo de ahorro.
  • 48 días anuales de premio de puntualidad.
  • 13 días de descanso obligatorio; es decir, 6 días adicionales a los que marca la ley respecto de días festivos.
  • 80% de prima dominical, por arriba de la ley.

Así, en un año, un colaborador sindicalizado del Nacional Monte de Piedad cobra 645 días de salario.

Asimismo, el CCT otorga otras prestaciones muy onerosas y define que el horario de trabajo (34.5 horas a la semana) es únicamente diurno. Ello hace que deban pagarse de forma desproporcionada horas extras (lo que representa adicionar 80% al costo del salario), siendo que a la semana las sucursales dan servicio por 42.5 horas, cuando nuestra competencia relevante abre 80 horas por semana.

Todo el personal cuenta con servicio médico privado en hospitales de primer nivel, amplia red de médicos y acceso a medicamentos de patente, no solo para el empleado, sino para su familia. Además de ello, están inscritos en el IMSS.

También ganan el derecho al retiro al cumplir 24 años y medio de antigüedad. Así, una persona que entró a trabajar a los 20 años tiene el derecho de pedir su jubilación cuando tiene 45 años. Nacional Monte de Piedad tiene entonces que pagarle, de forma vitalicia, pensión privada y gastos médicos, tanto para el jubilado, su pareja y, en su caso, otros miembros de su familia.

El CCT también obliga al patrón a pagar las cuotas obreras al IMSS, SAR e INFONAVIT. Adicionalmente, el patrón paga el ISR, una vez que el trabajador alcanza cierta antigüedad, a pesar de ser una obligación de éste.

Además de todo lo anterior, como el propio sindicato y sus representantes han hecho del conocimiento público, han exigido un aumento del 18% al salario.

Este CCT no solo es costoso, es también rígido, anacrónico y no da libertad de gestión para poder competir y servir adecuadamente a nuestros clientes: horarios reducidos y discontinuos, puestos con escalafón ciego, el personal es promovido solo por un criterio de antigüedad, sin considerar sus méritos o productividad. Las plantillas son fijas y hay una gran cantidad de puestos innecesarios o improductivos, como administrador de libros, ebanistas, guardias nocturnos, por nombrar algunos.

Precisamos diversificarnos y ofrecer otros productos y servicios que son parte de los estatutos del NMP; no solo el empeño, sino el crédito popular y asistencial. Por ello, es impostergable transformar, no solo a la Institución, sino al CCT.

La oferta que hemos presentado a los trabajadores tiene diversos objetivos: primero, preservar la fuente de empleo; segundo, que los colaboradores puedan seguir trabajando y lo hagan en una Institución moderna, en la que puedan crecer con base en el mérito propio y, como resultado de ello, reciban una compensación muy superior a la media del mercado, con prestaciones también muy relevantes; y tercero, que seamos una institución con posibilidad de sostenerse en el futuro, por muchos años más. La oferta presentada está disponible en nuestro sitio web de consulta: claridad.montepiedad.com.mx

Un proceso de esta naturaleza siempre genera confusiones, y por eso es necesario aclarar:

1.- Nacional Monte de Piedad no pretende desaparecer al sindicato o restar representatividad a sus colaboradores. Por el contrario, buscamos conseguir una transformación en conjunto, incluyendo a los líderes y representantes sindicales, y a todos los trabajadores que trabajan en él, tanto sindicalizados, como no sindicalizados.

2.- La Institución, su patronato y equipo directivo no pretenden eliminar el carácter asistencial del NMP, como intencionalmente se ha intentado hacer creer. Por el contrario, se busca que dicho mandato fundacional se siga aplicando a futuro, y continúe ayudando a millones de mexicanos.

3.- El pasado mes de noviembre nos vimos en la necesidad de cerrar definitivamente 18 de nuestras 319 sucursales, dado que tales establecimientos no han podido cubrir, con los ingresos, los altos costos que implica operarlas. A los trabajadores adscritos a dichas sucursales se les ha otorgado la liquidación que corresponde conforme a la Ley y el CCT y, en su caso, además, se ha facilitado la jubilación de aquellos que ya tienen derecho a ello. A los clientes se les ha dado toda la información para que tengan la seguridad que podrán recuperar sin contratiempos sus prendas.

4.- Para Nacional Monte de Piedad los aplazamientos en las negociaciones, impulsados por el sindicato, son inconvenientes. Es urgente alcanzar un acuerdo que asegure la viabilidad de la Institución a largo plazo.

El costo de todo este CCT es, a la postre, pagado con el enorme sacrificio que muchas familias mexicanas tienen que hacer para poder cubrir los intereses de sus empeños. Es también a nuestros clientes a quienes nos debemos, por mandato institucional y por convicción.

De no transformarse y, por ende, su CCT, el Nacional Monte de Piedad no tendrá otra alternativa que cerrar sus puertas en un futuro cercano.

Sumémonos todos a #SalvemosAlMonte.

Nacional Monte de Piedad es bueno para ti y bueno para México.